A lo largo del embarazo el cuerpo de la mamá cambia y las características y necesidades son diferentes, por eso, el cuidado de la piel en el embarazo debe ir cambiando a medida que avanza la gestación. Además debemos conocer las alteraciones cutáneas más habituales en el embarazo para poder prevenirlas y darle a la piel el cuidado que necesita.

 

Cambios en la piel más habituales en el embarazo

Estrías cutáneas

Las estrías se producen por la rotura de las fibras de colágeno de la piel. Para intentar prevenirlas hay que hidratar la piel con cremas hidratantes y mantenerse bien hidratada, llevar una alimentación sana y equilibrada y evitar el exceso de peso. Aun y así, el aumento rápido de volumen obliga a la piel a estirarse muchísimo por lo que es difícil que no salgan algunas. Las zonas que suelen sufrir más son los pechos por eso también hay que vigilar una sujeción óptima mediante un buen sujetador, el abdomen por el crecimiento uterino, y los glúteos.

 

Alteraciones por hiperpigmentación

Esto se produce por la estimulación de los melanocitos, aparecen unas manchas en la piel de color café parecidas a las pecas pero de mayor tamaño. Con frecuencia aparecen en la cara (melasma) y en la línea que va del ombligo al pubis (línea alba). También se oscurecen los lunares existentes y las areolas y genitales externos.  Después del parto todos estos cambios suelen desaparecer pero es mejor prevenirlas y proteger la piel expuesta al sol con protección solar de factor de protección alto incluso en invierno y evitar el exceso de sol.

 

cuidado de la piel en el embarazo para proteger linea alba

 

Arañas vasculares

Son venitas que forman telarañas muy pequeñas y aparecen con más frecuencia en la cara, piernas y torso por los cambios hormonales y el aumento de la presión en los capilares cutáneos. Poco podemos hacer, más que usar una crema hidratante para la cara con un poco de maquillaje para disimularlas, siempre teniendo en cuenta que no contenga perfumes y que sea hipoalergénica.

 

Hipersensibilidad: picores y rojeces

Debido al aumento de hormonas y el estiramiento rápido de la piel se producen picores y rojeces. Es muy importante el cuidado de la piel en el embarazo usando productos, para la higiene de la piel, hipoalergénicos y respetuosos con el ph de la piel así como una buena hidratación con cremas sin perfume.

 

Celulitis

Se forma por la acumulación de grasa bajo la piel formando nódulos adiposis. Se caracteriza por una apariencia estética de “piel de naranja”. Para prevenirla o eliminarla es recomendable el ejercicio físico moderado como caminar de media hora a una hora al día, controlar el peso y masajes para favorecer la circulación en las piernas.

 

 

Cuidado de la piel en el embarazo trimestre a trimestre

 

Primer trimestre

Durante el primer trimestre son frecuentes las rojeces, picores e irritación de la piel debido al aumento inusual, para el cuerpo de la mamá, de las hormonas que mantienen y regulan el embarazo. El cuidado de la piel en el embarazo pasa por una hidratación con cremas calmantes e hipoalergénicas y una protección solar incluso en los meses de invierno para prevenir las alteraciones por hiperpigmentación.

 

Segundo trimestre

Durante el segundo trimestre es frecuente que la piel del rostro esté mejor hidratada debido al aumento de la secreción sebácea de la piel, también se produce mejor circulación en la cara por el aumento del volumen de sangre circulante y esto conlleva una mayor luminosidad de la piel de la cara y un aspecto resplandeciente, por eso siempre hemos oído eso de que las embarazadas están radiantes.

En este trimestre es cuando suelen aparecer los cambios por hiperpigmentación así que insisto en la protección solar.

 

Tercer trimestre

Aunque en el segundo trimestre ya empiezan a aparecer estrías por el aumento rápido de volumen, en el tercer trimestre esto se agudiza. Cuida tu alimentación y peso así como tu hidratación para evitarlas al máximo. También es frecuente la retención de líquidos y, en consecuencia la hinchazón en pies, tobillos y piernas. Intenta no estar mucho rato de pie, y si debes hacerlo, que sea caminando para favorecer el retorno venoso. Cuando estés tumbada o sentada intenta tener los pies en alto para disminuir la hinchazón y que te den masajes en las piernas para evitar, también, las varices.

 

cuidado de la piel en el embarazo con cremas hipoalergenicas

 

Espero que os hayan gustado mis consejos sobre el cuidado de la piel en el embarazo y espero que os sea útil.

¿Añadiríais algo más?

Dejadme vuestra opinión en los comentarios o mandadme un mensajito y estaré encantada de responder.

 

Suscríbete al boletín

Suscríbete a mi boletín y te enviaré contenidos sobre el embarazo y la maternidad.
Nombre
Correo electrónico
100% seguro y libre de spam