El sexo durante el embarazo es uno de esos temas que causan discrepancias y miedos y de los que parece que todo el mundo se atreve a opinar. Está bien recibir la experiencia de otras mamás, porque es útil, pero hay ciertas creencias que son erróneas y es mejor informarse adecuadamente.

El sexo durante el embarazo no solo NO está contraindicado sino que aporta ciertos beneficios para la pareja, a los que es mejor no renunciar. El embarazo es una etapa de cambios con miedos y estresantes que repercuten a los dos miembros de la pareja y practicar relaciones sexuales puede ser una buena manera de liberar tensiones y mantener la intimidad. Las hormonas liberadas durante el orgasmo sirven de relajantes naturales que serán muy beneficiosas tanto para la mamá como para el bebé.

A muchas parejas les da miedo porque piensan que pueden perjudicar al desarrollo del bebé, nada más lejos de la realidad. El cérvix (entrada del útero) se encuentra sellado por lo que no hay nada que pueda entrar y dañar al bebé, además, el bebé se encuentra flotando en líquido amniótico que sirve para amortiguar. Por otra parte el semen reblandece el cuello uterino y ayuda en el momento del parto así como las contracciones del útero durante el orgasmo. Estas contracciones uterinas son muy débiles comparadas con las de trabajo de parto así que no hay riesgo de provocar el parto o de dañar al bebé.

De todas maneras, es mejor que consultes con tu matrona y obstetra estos detalles, porque en caso de embarazos de riesgo, puede que debas tener algunas precauciones.

El sexo durante el embarazo no tiene porqué ser solo penetración vaginal y, te recomiendo, que antes de ella practiquéis unos buenos preliminares para que la vagina esté preparada y disminuya las probabilidades de impacto directo contra el cérvix que produciría molestias y dolor. No hay que olvidar que, el sexo, es más que una penetración y en ciertas etapas del embarazo a lo mejor preferiréis la masturbación y caricias al coito en sí mismo.

El sexo durante el embarazo por trimestres

 

PRIMER TRIMESTRE

Cada mujer es un mundo y cada una vive el embarazo de una manera u otra. Normalmente durante el embarazo se produce un aumento de la lívido, pero puede que también disminuya. El sexo durante el embarazo está indicado siempre y cuando tengas ganas. Durante el primer trimestre puede que el aumento de hormonas te produzca ciertos síntomas (resumidos aquí) que disminuyan tus ganas de practicar sexo y es completamente normal. En este trimestre puedes practicar sexo en cualquier postura sin miedo a comprimir al bebé que es muy pequeño como para lastimarse. De todas maneras ponte en la que te sientas más cómoda y sobretodo, comunicaos. Esta es una etapa de cambios para ambos miembros de la pareja y es imprescindible que habléis para poder ir por el mismo camino.

 

kamasutra sexo en el embarazo

 

SEGUNDO TRIMESTRE

Durante el segundo trimestre la mamá se suele encontrar mejor porque su cuerpo ya se ha acostumbrado al nuevo estado. Los síntomas que hacían que se encontrara mal, en el primer trimestre, suelen desaparecer y se siente con más vitalidad. Esto hace que el apetito sexual reaparezca. Además tu cuerpo se volverá más voluminoso y redondo y el aumento del volumen de sangre hace que la piel esté más brillante y que resplandezcas. Por estas razones el papá se siente atraído por la mamá embarazada y esta se siente más sexy. El sexo durante el embarazo en el segundo trimestre suele ser más habitual, además la congestión de los genitales femeninos hace que sientas más placer. El bebé durante el acto sexual recibirá más sangre y más oxigenación y después del orgasmo recibirá hormonas relajantes y placenteras.

En cuanto a posiciones, el misionero (hombre encima) queda descartada porque produciría demasiado compresión abdominal. Es preferible posturas donde la mujer pueda tener el control de la penetración, como ella encima, o donde no se produzca compresión en el abdomen, como a cuatro patas.

 

posicion ella arriba para sexo durante el embarazo

 

TERCER TRIMESTRE

El volumen del abdomen de la mamá habrá aumentado considerablemente por lo que las posturas para tener sexo durante el embarazo en este trimestre se reducen, la mejor es de lado, apoyada, mejor, sobre el lado izquierdo para evitar la compresión de la vena cava, aunque lo mejor es que busquéis la posición que os sea más cómoda. En este trimestre el miedo a que el sexo adelante el parto se acentúa, aunque no sea posible. Como ya he dicho las contracciones durante el orgasmo son muy débiles y el reblandecimiento del cérvix en contacto con el semen ayudará en el parto. Además las tensiones y nervios en el tercer trimestre son más grandes por lo que el sexo actúa de relajante natural para a los papás y también para el bebé.

 

cucharita posicion para sexo durante el embarazo

 

Ahora ya sabes que puedes practicar sexo durante el embarazo siempre que no haya una contraindicación por parte de tu obstetra.

 

Espero que te haya sido útil.
¿Quieres añadir algo? ¿Tienes alguna pregunta?
Puedes dejarlo en los comentarios o mandarme un mensaje y estaré encantada de contestar.

 

Suscríbete al boletín

Suscríbete a mi boletín y te enviaré contenidos sobre el embarazo y la maternidad.
Nombre
Correo electrónico
100% seguro y libre de spam