Cada mamá es un mundo, y existen diferentes tipos de parto de los que puedes elegir con el que te sientes más cómoda para el nacimiento de tu bebé. Ten en cuenta que muchas personas intentarán convencerte para que te decidas por uno u otro pero es algo por lo que tienes que pasar tú y, por eso, la decisión final debe ser de tu agrado.

Mi objetivo de hoy va a ser ofrecerte toda la información de los tipos de parto que existen para que puedas decidir de qué manera quieres tener a vuestro bebé, teniendo en cuenta siempre las particularidades de tu embarazo.

 

Hay muchos tipos de parto y todos tienen sus pros y contras

 

La primera distinción que quiero hacer es entre parto vaginal y parto por cesárea.

PARTO POR CESÁREA

En los últimos años y siguiendo el ejemplo de las “celebrities” se ha puesto de moda los partos programados por cesárea. Esto puede parecer muy “chic” porque puedes elegir, dentro de un rango de tiempo, cuando parir y además te dormirán y no sentirás dolor. Esto parece muy bonito, lo malo llega en el posparto, cuando tu cuerpo empieza a despertar y empiezas a sentir el dolor después de la incisión en el abdomen y útero para poder sacar a tu bebé. La recuperación de las madres que tienen a su bebé por cesárea es mucho más larga y más dolorosa que las madres que tienen un parto vaginal. Esto no quiere decir que no se deba hacer nunca, lo que quiero decir es que si no es necesario por causas médicas, personalmente no me parece una buena opción.

 

PARTO VAGINAL

Por otra parte el parto vaginal es todo aquel parto que implica que el bebé pase por el canal de parto de su madre. Aquí es donde me voy a extender más, pues existen múltiples maneras de que esto se lleve a cabo.

 

mama y bebe despues algun tipos de parto

 

La siguiente clasificación que quiero hacer es sobre el parto vaginal, este se divide en: parto natural, parto con medicación y parto asistido.

 

Parto asistido

Un parto asistido no se puede elegir, sucede cuando, durante el parto, existe alguna dificultad para que el bebé acabe de salir. Entonces el personal sanitario usa instrumentos para poder ayudar al bebé a nacer como por ejemplo la ventosa, fórceps o espátula.

Muchas veces para usar este instrumental también se requiere hacer un pequeño corte en la entrada de la vagina para agrandar el espacio. Esto se conoce como episiotomía.

 

Parto con medicación

Durante el trabajo de parto las contracciones producen un dolor intenso para la mamá. Para aliviarlo se usa anestesia epidural que consiste en una punción lumbar en el espacio epidural de la médula espinal. Lo bueno de esta anestesia es que no se siente dolor. Lo malo es que se duerme la mitad inferior del cuerpo y la mamá no puede moverse de la camilla. La inmovilidad hace que los partos duren más tiempo y, a veces, dificulta que el bebé se encaje correctamente y le cueste más nacer.

Actualmente existe una nueva epidural de la que os hablaré otro día que permite andar, esto hace que, por gravedad, el bebé se encaje mejor y ejerza más presión en la pelvis materna y que los partos sean más fáciles y cortos.

 

Parto natural

Los partos naturales son tipos de parto sin medicación, respetando que la mamá camine y elija la postura en la que se sienta más cómoda así como las técnicas que le ayuden a llevar el dolor. Esta clasificación engloba otros tipos de parto en los que se usan técnicas diferentes para controlar el dolor y facilitar el nacimiento del bebé.

 

Parto en el agua

En este caso la mamá se introduce en una piscina poco profunda con agua caliente que le ayudará a controlar el dolor. Para el bebé no será tan traumático el nacimiento porque el medio es muy parecido al del interior del vientre de la mamá.

 

tipos de parto naturales

 

Parto en casa

Estos tipos de partos se llevan a cabo en casa de la mamá que es un espacio confortable y tranquilo. Personalmente no elegiría un parto así porque si hay una complicación el riesgo para la mamá y el bebé es demasiado grande pero respeto que haya mujeres que lo prefieran.

 

Parto Leboyer

Consiste en la adecuación del entorno para que, para el bebé, el nacimiento no sea tan traumático. Se atenúan las luces, se sube la temperatura del sitio, se minimizan los ruidos, etc.

 

Parto en silla de parto o en cuclillas

La mamá se encuentra en posición de cuclillas, ya sea con la ayuda de una silla muy bajita para mantener esta posición o ayudándose de su pareja o acompañante. Hay que tener especial cuidado en la protección de la zona del periné para que no se desgarre por la presión.

 

Estos son algunos tipos de partos naturales, existen más y cada mujer aporta su visión única a este proceso.

 


 

El nacimiento de tu bebé es un acontecimiento que debes preparar y hablar con tu obstetra para que se respete tu opinión y puedas tener una experiencia placentera al recibir a tu bebé.

 

Espero que te haya gustado y si tienes dudas o sugerencias déjame tus comentarios o contacta conmigo.

 

Suscríbete al boletín

Suscríbete a mi boletín y te enviaré contenidos sobre el embarazo y la maternidad.
Nombre
Correo electrónico
100% seguro y libre de spam