Hace unos días publiqué una entrada sobre la alimentación durante el embarazo y quiero ampliar esa información con datos más técnicos sobre la toxoplasmosis durante el embarazo. Supongo que habrás oído hablar de esta enfermedad y de sus efectos perjudiciales para el bebé. También habrás oído hablar de la relación con los gatos y sabrás que un gran número de felinos son abandonados a consecuencia del embarazo. Vamos a ver como se contagia y como prevenirla y a desmitificar a los gatos en todo este asunto.

 

Toxoplasmosis durante el embarazo

 

El Toxoplasma Gondii es un parásito que puede infectar a la mayoría de mamíferos pero el huésped final son los felinos, dónde puede reproducirse. El contagio se puede producir de dos maneras en los humanos. O bien por ingesta de ooquistes o por ingesta de quistes tisulares que contienen una forma del parásito inactiva que se reactiva dentro del cuerpo. En una persona sana la infección no conlleva mayores problemas, de hecho puede pasar inadvertida o como un pequeño resfriado. Una vez se ha infectado la persona, esta crea inmunidad. El riesgo durante el embarazo no es para la mamá, sino para el bebé en desarrollo porque puede producir consecuencias muy graves e incluso la muerte fetal.

 

Infección por toxoplasmosis durante el embarazo

 

Los ooquistes solo están presentes en las heces de los felinos, principalmente de gatos infectados por toxoplasmosis. Pueden contaminar, a través de las heces, verduras de los huertos, por eso es necesario pelar toda aquella verdura o fruta que vayamos a comer cruda durante el embarazo o cocinarla, porque de esta manera el parásito muere. También podemos desinfectar las verduras con lejía apta para esta tarea y a las concentraciones marcadas en el envoltorio durante 10 min y luego aclarar.

Para los amantes de los gatos, la probabilidad de contagio por toxoplasmosis durante el embarazo por acariciar a los gatos es prácticamente inexistente. Por otra parte, las heces de los gatos contaminados no empiezan a ser infecciosas hasta 24h-5 días después de la deposición. Así que, con un hábito diario de limpieza de la caja de arena de tu gato, el contagio por este medio es muy improbable.

Por otra parte, los animales infectados por toxoplasmosis tienen en su carne quistes tisulares que contienen una formación del T. Gondii inactivo y que se activa al entrar en nuestro sistema digestivo. La contaminación por toxoplasmosis durante el embarazo se puede producir por consumir carne poco hecha o embutidos poco curados, salados o ahumados. Por eso es importante cocinar bien la carne que vayamos a consumir o congelarla (ya sea carne o embutido) a menos de -12ºC durante mínimo 3 días o a -20ºC durante mínimo 2 días. Personalmente recomiendo congelar a -20ºC unos 5 días para estar más seguros.

 

riesgo de toxoplasmosis durante el embarazo

Medidas preventivas para la toxoplasmosis durante el embarazo

 

  • Cocinar las carnes o, si se quieren consumir poco hechas, congelar a menos de -12ºC durante un mínimo de 3 días (yo recomiendo unos 5 días para estar más seguros).
  • Seguir las mismas directrices que el primer punto para los embutidos crudos curados, salados o ahumados.
  • Desinfectar o lavar y pelar las verduras y frutas que vayamos a consumir crudas.
  • Lavar las tablas y cuchillos para no contaminar los alimentos desinfectados o cocinados con utensilios que hayan tocado alimentos crudos, ya sean carnes o verduras y frutas.
  • Evitar comer fuera de casa alimentos crudos que no sabemos el tratamiento que han tenido.
  • Usar guantes durante el trabajo de jardinería y después lavarse bien las manos.
  • Limpiar la caja de arena del gato cada día. Mejor que lo haga otra persona, pero si lo tiene que hacer tu, ponte guantes y después lávate bien las manos.
  • Evita beber agua no tratada, sobretodo de países subdesarrollados.
  • Evitar comer lácteos y huevos sin pasteurizar, cuidado con los quesos, evitar los caseros.

 

NO ABANDONES A TU GATO. CUIDA DE ÉL Y PROTÉGETE DE LA TOXOPLASMOSIS SIN SER IRRESPONSABLE.

 

embarazada con gato bajp riesgo de toxoplasmosis durante el embarazo

 

Atención

Mis conocimientos sobre microbiología son básicos y los datos resumidos aquí son la conclusión de una recerca bibliográficos, contrastados con una estudiantes de medicina y técnica en anatomía patológica. Aun y así lo que aquí leas no debe sustituir las directrices de tu médico y no me hago responsable de las consecuencias de las acciones que realices por leer esta entrada.

 

Bibliografía:

 

Espero que os sirva de ayuda y, ¡gracias por leerme!


 

Suscríbete al boletín

Suscríbete a mi boletín y te enviaré contenidos sobre el embarazo y la maternidad.
Nombre
Correo electrónico
100% seguro y libre de spam